h1

Calderón Cambia Rumbo Ideológico de la Política Exterior Mexicana

December 6, 2009

PORTAFOLIOS

* EL “PAN” PREDICA UNA COSA Y HACE OTRA

* ¿PARA QUE AFILIARSE AL PARTIDO OFICIAL?

* ¿QUE VALE MAS: RUTH ZAVALETA O LOS PRINCIPIOS?

DE JOSE A. PEREZ STUART

1.- El cuestionamiento de las elecciones celebradas el último domingo de noviembre de 2009 en Honduras.

2.- La apertura de su Partido político, el PAN, para que a él ingrese la conflictiva militante socialista mexicana Ruth Zavaleta.

3.- La próxima visita a México de Hugo Chávez y

4.- La aceptación del presidente del partido socialista mexicano PRD, Jesús Ortega, para aliarse con el gobernante PAN en elecciones futuras que se celebren en su país…

Son cuatro aspectos que van de la mano, en la persistente pretensión de hacer que el partido gobernante mexicano abandone en la práctica sus principios de doctrina y se consolide como uno de caracter socialdemócrata.

No hay que olvidar que Felipe Calderón fue presentado como un hombre de la línea doctrinaria del partido, que buscaría enmendar el abandono de los principios durante el gobierno de su antecesor, el también panista Vicente Fox, cuyo gobierno había evidenciado con toda claridad las inconveniencias del esquema híbrido.

En efecto, el esquema híbrido de gobierno desilucionó al grueso de los mexicanos, que después de 70 años de control de un solo partido, el PRI, esperaban un auténtico cambio. Contra toda esperanza, la población observó cómo el primer presidente mexicano no priista, Vicente Fox, asumió el mando en el año 2000, acotado por su antecesor, Ernesto Zedillo, y la desacreditada dirigente del magisterio nacional, Elba Esther Gordillo. El gobierno de Fox, frente a ello, no tuvo orientación definida alguna, no realizó ningún cambio sustancial en el rumbo nacional e internacional del país y provocó el desagrado popular.

La presentación del actual Presidente mexicano Felipe Calderón como un hombre que representaba el lado opuesto al de Vicente Fox, rápidamente se desvaneció:

A) Para llegar a ser candidato presidencial del PAN, se evidenció que en las elecciones abiertas de dicho Partido político, Calderón había contado con el respaldo subrepticio de los maestros controlados por Elba Esther Gordillo en todo el territorio mexicano.

B) Durante las elecciones presidenciales del año 2006, también se divulgaron llamadas telefónicas en las que se ponía demanifiesto la intervención de la propia dirigente magisterial Elba Esther Gordillo con gobernadores del PRI, para hacer que triunfara Calderón.

C) Los resultados oficiales de las elecciones del año 2006 han sido severa y permanentemente cuestionados, tanto por analistas especializados como por políticos opositores al partido en el poder. La diferencia oficial de votos que separó a Caldrón de Andrés Manuel López Obrador, fue raquítica. Por ello López Obrador se hacía llamar “el Presidente legítimo”.

D) De cualquier forma, cuando ascendió al poder, Calderón aplicó la misma receta que su antecesor, y tuvo que volver a repartir espacios en el aparato administrativo a representantes tanto de Ernesto Zedillo como de Elba Esther Gordillo.

E) Al igual que Fox, no ha realizado ningún cambio estructural de fondo que pueda poner de manifiesto que en México hay un gobierno doctrinalmente distinto a los emanados del PRI. Las únicas reformas “estructurales” que se han pretendido han buscado modificaciones de caracter eficientista en el ámbito energético, por ejemplo. Todo lo demás, sigue igual. Como en los tiempos del PRI.

F) El manejo de la política exterior no quedó libre a Calderón. En efecto, ese espacio que Fox se reservó durante su mandato y logró manejar de forma distinta, con hombres de su confianza al frente de la Camcillería, por el contrario, la mancuerna Zedillo-Elba Esther pareció obligar al actual mandatario mexicano a regresar el manejo de la política exterior a los viejos grupos socialdemócratas, lombardistas, que con los priistas Luis Echeverría, José López Portillo y Miguel de la Madrid, manejaron la Secretaría de Relaciones Exteriores:

* Inmediatamente se hizo a Calderón buscar un reacercamiento con la dictadura de Fidel Castro.

* Inmediatamente también se hizo que Calderón restableciera cercanía con Hugo Chávez.

* No solamente eso: se torpedeó la presidencia mexicana de la Organización Demócrata Cristiana, en manos del panista Manuel Espino.

Sin embargo, el problema radica en que el Presidente Calderón, quizá forzado está no solamente olvidado el antiquísimo principio mexicano de las relaciones internacionales o Ley Estrada de “la no intervención y autodeterminación de los pueblos”. De tal suerte que inmediatamente después de celebrados los recientes comicios en Honduras, los descalificó. Como es de conocimiento generalizado, Manuel Zelaya fue constitucionalmente depuesto del cargo presidencial por el Congreso de su país, debido a que violó la Constitución hondureña. Sin embargo, en vez de haberlo enviado a prisión, los congresistas tuvieron un gesto magnánimo, de sacarlo del país, pero ésto fue aprovechado por Hugo Chávez para tratar de convertir a Zelaya en un “martir” y tratar de reimponerlo ilegalmente en la silla presidencial con el apoyo del gobierno socialista brasileño.

¿Por qué, pues, hacerle el juego a Chávez?

Enfrentado con aliados naturales, como los empleadores del país o militantes del propio partido que lo llevó a la Presidencia, Calderón parece estar llevando tanto a su gobierno como al PAN hacia una posición socialdemócrata, mediante alianzas abiertas con socialistas:

* El presidente visible del PAN, Cesar Nava, en forma reiterada ha buscado la alianza con el partido socialista PRD.

* La semana anterior declaró “mexicana de excepción” a la militante socialista Ruth Zavaleta, compañera sentimental del dirigente perredista en Iztapalapa, René Arce. Zavaleta, a diferencia del PAN, es partidaria del matrimonio entre homosexuales y el aborto,por ejemplo.

El Partido Acción Nacional, que fue el gran perdedor en las elecciones celebradas en julio de este año en México, ha ido disminuyendo su clientela electoral, debido precisamente a la pérdida de identidad entre los electores. Las alianzas que ha establecido con el socialista PRD, no le han generado victorias, sino derrotas.

¿Cómo encontrar fidelidad electoral entre los mexicanos, si el PAN se alía con un partido desprestigiado, escandalosamente dividido y que además enarbola principios de doctrina totalmente opuestos a los suyos?

¿Estarán de acuerdo las mexicanas que militan y/o votan por el PAN en considerar a Ruth Zavaleta como “excepcional”?

En México, las próximas elecciones generales son dentro de 18 meses. El gobernante PAN ha organizado una campaña nacional de afiliación destinada al fracaso, ¿pues de qué sirve afiliarse a un partido que llama “excepcionales” a aquellas que van en contra de sus propios principios? ¿para que ser miembro de dicho partido si, como sucedió hace tres años, se permitió que cualquiera, sin ser miembro de él, pudiera elegir al candidato presidencial?

perezstuart@gmail.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: