h1

Obispos Mexicanos y Aborto:¿Ignorancia o Cobardía?

December 13, 2009

PORTAFOLIOS

* TIGER WOODS Y OBAMA: ESCANDALOS SEXUALES

* EN MEXICO ENGAÑAN A CATOLICOS CON LA MANZANA DE CAPERUCITA

* MATAR A UN INOCENTE, A UN INDEFENSO, DEBE SER DELITO

DE JOSE A. PEREZ STUART

1.- La decisión del golfista número uno del mundo, Tiger Woods, de separarse indefinidamente de la participación en torneos, luego de haber reconocido públicamente su infidelidad conyugal.

2.- El linchamiento de que fue objeto un violador por parte de habitantes del pueblo mexicano de Otumba.

3.- El reciente triunfo electoral en los Estados Unidos de candidatos del Partido Republicano que se oponen abiertamente al aborto y a equiparar la unión de parejas homosexuales con el matrimonio, y

4.- La reiterada demanda de los obispos españoles por restablecer la consideración del aborto como delito, semanas después de una multitudinaria manifestación popular en contra la interrupción del embarazo…

Son demostraciones de la perseverancia y defensa popular, cada vez más extendida, de virtudes y valores que para algunos parecían ya superados, remontados, olvidados, enmedio de una sociedad permisiva, relativista y nihilista.

En efecto, esas cuatro manifestacions se presentan como contraste de acciones dirigidas en otra dirección:

A) La defensa que se ha hecho en determinados círculos del polémico director cinematográfico Roman Polanski, acusado de violación de un menor de 17 años de edad.

B) El hecho de que el Presidente de Estados Unidos, Barak Obama, haya nombrado como “Director de Seguridad de las Escuelas Públicas” de todo el país al homosexual Kevin Jennings, fundador de la GLSEN (Gay, Lesbian and Straight Education Network), quien recomienda a los jóvenes en los cursos que ofrece el que practicen el sexo anal…¡introduciéndose el puño cerrado! La divulgación de sus conferencias, a través de videos y escritos, ha desatado la semana anterior en Washington lo que se ha dado en llamar el “Fistgate”

C) La presión de organismos de las Naciones Unidas, o bien de la Unión Europea, para obligar a los gobiernos de los países miembros a, entre otras cosas, legalizar el aborto.

En efecto, asistimos a un enfrentamiento abierto, declarado, entre personajes, partidos políticos y promotores de ideologías que respaldar el aborto, la contracepción y el equiparar la unión de parejas homosexuales al matrimonio, por un lado, y de quienes sed oponen a dichas prácticas y concepciones, a las que estiman contrarias a la naturaleza.

Así las cosas, todos los partidos socialistas, socialdemócratas y comunistas del mundo, son partidarios de legalizar el aborto, la contracepción y la equiparación de las uniones homosexuales con el matrimonio. Ahora son sus principales banderas. En el pasado lo fue el control estatal de los medios de producción, pero debido al fracaso económico estrepitoso de las economías centralmente planificadas en todo el orbe, ahora han adoptado una agenda que va directamente contra la práctica de virtudes naturales milenariamente aprobadas y recomendadas por la Iglesia, en tanto que aparecen sustentadas en la ley divina y han sido racionalmente encontradas como las más acordes con la naturaleza de la persona.

Así, mientras por un lado el lobby gay ha obtenido triunfos, por ejemplo, en la Asociación Psiquiátrica Americana (APA)y estructuras de las Naciones Unidas, para dar carta de naturalización a las prácticas homosexuales y su equiparación con las relaciones heterosexuales, e incluso hay a nivel mundial un ambiente fabricado para fomentar el “turismo sexual”, el “sexo con menores”, la prostitución y menospreciar las acusaciones y sanciones por las violaciones –como en el caso de Polanski–, en contraste, de manera no organizada, pero como respuesta natural, un significativo sector de la sociedad ha dado pruebas de ir en sentido inverso:

* En Estados Unidos, cada día son más los estados que rechazan las bodas homosexuales, a través de referendums.

* En el mismo Estados Unidos, en las más recientes elecciones, los candidatos del Partido Republicano que se oponen al aborto y a los matrimonios gays, ganaron en forma amplia.

* En un mundo donde los medios de comunicación parecieran insistir en que la ética sexual pareciera haber desaparecido, el caso de Tiger Woods ha cimbrado las conciencias: el hombre ha reconocido públicamente el quebrantamiento de una virtud –la de la fidelidad– y la necesidad de repararla, debido al daño que ha ocasionado en su familia.

* Pero no sólo eso: el mismo Woods parece estar mandando el mensaje, junto con su esposa, que la salida fácil y falsa sería la del divorcio; el hombre está luchando por la reconciliación, que permite reconocer otra virtud que los medios de comunicación regularmente menosprecian: la de la indisolubilidad del matrimonio. Sólo el tiempo podrá mostrar si logran mantenerla. Pero por lo pronto él parece estar dispuesto a conseguirlo.

* Y en México, en una población del estado de México, llamado Otumba, la ciudadanía decidió linchar a un violador. En otra localidad, llamada San Francisco Chimalpa, la población también emprendió una acción similar contra otro violador. Ambas parecen constituir una manifestación de cómo, en forma natural, la conciencia colectiva e individual reacciona frente a un hecho moralmente indebido, aunque también legalmente tipificado como delito.

Esta última actitud nos lleva a otra consideración: ¿por qué se sanciona al violador, que ciertamente abusa de otro, y en contraste se legaliza el aborto, donde un inocente, un indefenso es asesinado, por las razones que sea, pero finalmente es acabado sin posibilidad alguna de defenderse?.

Lo que sucede es que en México, el gobierno, los legisladores de diversos partidos políticos y con el silencio de obispos…se está despenalizando el aborto, de la misma manera como la bruja engañó a Caperucita Roja.

Esto nos lleva a plantear una interrogante: ¿o son cómplices o son ignorantes los obispos de los estados donde se ha llevado a cabo una reforma legal que despenaliza el aborto? Lo digo porque si la Iglesia como tal, el Papa como tal, los obispos españoles como tales, están demandando que el aborto siga siendo considerado como un delito, en vista de que acaba con la vida de un ser inocente…¿por qué en México no se critica la pausada despenalización del aborto?

Vamos a explicar bien las cosas:

Resulta que en muchos ambientes católicos hay felicidad porque, efectivamente, ya en 17 estados de la República se han aprobado reformas a las constituciones locales mediante las cuales el Estado garantiza el derecho a la vida desde el momento mismo de la concepción hasta la muerte.

Verdaderamente esta reforma constitucional es plausible. Extraordinaria. Estados, pues, que admiten la existencia de una nueva vida; la existencia de una persona, desde el momento de su concepción. Pero no sólo eso, sino que además los Estados asumen la posición de garantes de los derechos de esa nueva persona desde que se concibe en el vientre mismo. Perfecto. Inobjetable. Claro, este asunto molesta a los burócratas de las Naciones Unidas y a los y las feministas…

El problema está en que esa linda y gigantesca manzana roja, posee un sumo venenoso. Envuelve el néctar que posee una especie de maldición: la de que todo cambie que todo siga siendo igual que antes.

En efecto, se producen esas loables reformas que permiten la defensa del más débil de todos los seres humanos, pero se mantienen por una parte todas las excepciones, y adicionalmente se realizan otras modificaciones constitucionales simultáneas que hacen desaparecer todo castigo al infractor. Sí, yo, Estado, garantizo el derecho a la vida de la nueva persona que se acaba de concebir, pero si quieres mátalo, es decir, abórtalo, pues hago desaparecer el castigo, la sanción, la pena si llevas a cabo tal acción y, eso sí, por ley sólo me comprometo a que te tengo que ofrecer asistencia médica “integral” posterior al acto, y la cual quedará sujeta a si la quieres o no aceptar.

El compromiso que se adquiere, pues, es en torno al shock postraumático.

Alguien podría decir, y con justa razón, que en muchas mujeres es elevada la pena el abortar como para todavía enviarlas a la cárcel; pero si se admite legalmente que es una persona la que lleva dentro de su vientre, y que por ser otra persona ya no es su cuerpo, sino el de otro ser distinto, entonces acabar con éste último ser pequeño, diminuto, debe merecer una sanción, aunque no sea la de la privación de la libertad; porque quiérase o no, toda muerte de un inocente, de un ser humano indefenso, clama al cielo y a la ley humana por justicia.

Así que algunos católicos, incluyendo los obispos, que son los pastores, le han hecho al tío Lolo. La verdad de las cosas es que esa linda manzanita que se les ha ofrecido, es la de la bruja del cuento. La garantía que otorgan los Estados de defender la vida del recién gestado, queda nulificada frente a las excepciones que la ley misma plantea, y las modificaciones que al anular toda sanción, están sin más despenalizando el aborto.

Vamos, en otras palabras, que México finalmente está cediendo a las presiones del exterior para la despenalización del aborto, pero evita toda respuesta, toda repulsa, toda reacción interna, con aquello de que garantiza la vida desde el momento de la fecundación. Y los obispos, bien, gracias…

perezstuart@gmail.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: