h1

Guerra contra el Narco: ¿fue una Trampa para Calderón?

December 14, 2009

PORTAFOLIOS

* ¿QUIEN GANA?: FABRICANTES Y VENDEDORES DE ARMAS Y MUNICIONES

* ¿CAYO EN UNA TRAMPA EL GOBIERNO DE CALDERON?

* LA GUERRA CONTRA EL NARCO: PROLONGADA, DESGASTANTE E IMPOPULAR

DE JOSE A. PEREZ STUART

Hace años, los lectores de periódicos en México se quejaban de que debido a la barata tinta que los editores adquirían para la impresión de los diarios, las manos quedaban manchadas de negro. Hoy, por el contrario, muchos ya no quieren comprar y leer los periódicos, pues todos los días aparecen tantas fotografías de individuos, familias y grupos asesinados por narcotraficantes, que las manos quedan manchadas de sangre…

Después de haber perdido las elecciones generales celebradas en julio pasado y provocar que su partido político se convirtiera en minoritario en el Congreso, al haber creído que los votantes aproyarían la guerra que su gobierno libra a balazos contra bandas de narcotraficantes, ahora el Presidente mexicano Felipe Calderón parece que sigue perdiendo respaldo:

1.- Obispos mexicanos han demandado públicamente que cese la participación del ejército en esas tareas.

2.- Habitantes de uno de los estados más afectados por las matanzas callejeras entre narcotraficantes, realizaron una manifestación pública para demandar el cese de la intervención del ejército, debido a la violación de derechos humanos que ha cometido.

3.- Empleadores de la frontera hicieron lo mismo, al aducir que algunos elementos del ejército les estaban cobrando una especie de cuota de protección.

Esos son los hechos. ¿A qué se debe el fracaso del gobierno de Felipe Calderón en la guerra a balazos que inició en el estado de Michoacán y ahora se ha extendido por todo el territorio mexicano?

Varios son los motivos que llevan a los analistas de inteligencia a creer que Calderón cayó en una trampa:

A) La violencia en el estado mexicano de Michoacán, donde por cierto nació Calderón, se presentó entre miembros de bandas que luchaban por el control territorial, tanto para el mercadeo como para la producción de droga. Calderón decidió intervenir, mezclando de inmediato a las fuerzas armadas, en lo que pareció el intento de asestar un golpe espectacular, es decir, de acabar con la violencia en ese estado de manera inmediata, con un operativo armado llamativo. El gobierno de Calderón estaba siendo cuestionado en esos momentos por la izquierda, que lo acusaba de ilegítimo, y quizá asesores cercanos al Presidente le aconsejaron realizar una maniobra fastuosa, en la que se legitimaría ante toda nación, presentándose decidido, contundente, eficaz.

B) Pronto se vió que a pesar del espectacular despliegue militar, la violencia no se sólo se mantenía en esa entidad, sino que aumentaba. Los medios de comunicación y el público en general, comenzaron a dudar de la eficacia del plan implementado.

C) Por si lo anterior no bastara, medios de comunicación como la revista Proceso, cuestionaron además a uno de los principales responsables del operativo, al titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal.

D) El incremento de la violencia y el cuestionamiento popular sobre la efectividad de la intervención gubernamental armada en la batalla de los carteles por el control del territorio nacional, aparentemente indujo a elementos de las fuerzas oficiales a tocar uno de los puntos más sensibles para los narcotraficantes: la detención de familiares de éstos. Una especie de código no escrito entre las mafias a nivel internacional, parece establecer el pacto de no tocar a los familiares de los mafiosos. Al hacerlo en México, las bandas no solo incrementaron sus actos armados, sino que los extendieron a prácticamente todo el territorio nacional e incluyeron como objetivos, instalaciones policiacas y militares.

E) Además, las bandas de narcotraficantes comenzaron a colocar desplegados en las calles de distintas ciudades del territorio mexicano, en los que acusaban a funcionarios gubernamentales encargados de la lucha contra las bandas, de beneficiar a determinado en grupo, en detrimento de todos los demás.

F) La principal queja es que la banda más beneficiada por las acciones de algunos grupos oficiales es la de Joaquín Guzmán Loera (a) El Chapo, cuyo poder se habría fortalecido enormemente a partir de que escapó de una prisión mexicana en el gobierno anterior.

G) Llega a tal grado la estimación en algunos círculos de inteligencia internacionales que el más beneficiado es el grupo de El Chapo, que incluso la revista Forbes ha citado a éste último en forma reiterada, como uno de los hombres más ricos y poderosos a nivel internacional.

H) Se habla también del beneficio económico extraordinario que han tenido los representantes de los fabricantes de armas y municiones, que han resultado altamente beneficiados por las ventas que han realizado en México durante los últimos tres años.

¿Qué se puede desprender de todo lo anterior?

1.- Que a Felipe Calderón presuntamente se le hizo creer que la intervención militar sería corta y contundente.

2.- Que al igual que la Unión Soviética en Afganistán, y ahora Estados Unidos en Afganistán mismo e Iraq, el ejército mexicano ha quedado entrampado en una guerra de largo plazo; y que al igual que lo sucedido a soviéticos y estadunidenses, se convierte en una guerra desgastante, impopular y extraordinariamente difícil de poder ganar, dado que se enfrentan no a un ejército regular, sino a individuos desperdigados y mezclados en las sociedades como peces en el agua.

3.- Que el gobierno se ha desgastado en una guerra de puros balazos, pero sin estar acompañada de un programa integral, permanente, interinstitucional y multidisciplinario, contra el consumo y la producción de estupefacientes.

4.- Que las oficinas gubernamentales encargadas de la promoción del desarrollo social, no han logrado realizar una tarea efectiva, con el propósito de encontrar alternativas de ingreso honesto, productivo y remunerador para los hombres y familias del agro, que se ven inclinados a participar con las bandas del narco, para allegarse recursos económicos ante la prevalencia de la ya inoperante, obsoleta estructura ejidal fortalecida por el cardenismo.

Por lo demás, es evidente que en una guerra de guerrillas, lo que se busca al hacerla prolongada y desgastante, es desacreditar tanto al gobierno legalmente constituido como a sus fuerzas armadas; y en este sentido, vale la pena destacar el papel que parecen querer jugar los teólogos de la liberación, que con el obispo de Saltillo, Raúl Vera por delante, al tiempo que sacraliza al dirigente del exSindicato Mexicano de Electricistas, también pide el retiro del ejército mexicano de las calles.

perezstuart@gmail.com

* La fotografía que se anexa es la de El Chapo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: