h1

México: del Presidencialismo al Desgobierno

March 11, 2010

* ¿ASI LE PAGA EL PAN AL PRI EL PERMITIR QUE CALDERON TOMARA POSESION?

* DESVIO DOCTRINAL DE CATOLICOS, LOS HACE AFECTOS AL CONTRACTUALISMO
* PRAGMATICOS Y MAQUIAVELICOS, A MERCED DE LA MENTIRA Y EL ENGAÑO
¿Gobierna engañado el Presidente de México?.
¿El Presidente mexicano, Felipe Calderón, es incapaz de poner el orden dentro de su gabinete y el partido que lo llevó al poder?.
¿Puede gobernar de manera adecuada el Presidente mexicano, si tanto el presidente de su partido como su secretario del Interior (o Gobernación) supuestamente le ocultaron un fallido acuerdo político con la dirigencia de la principal fuerza político-electoral de dicho país, conocida como PRI?.
¿Cómo pueden existir gobernabilidad y estabilidad política en México, si el secretario del Interior del país y el presidente visible del partido en la Presidencia,el PAN, están en público desacuerdo?.
¿Cuánto tiempo puede mantenerse en el poder el presidente visible del partido mexicano PAN, César Nava, si tanto el secretario del Interior del gobierno de Calderón, Francisco Gómez Mont, como la dirigente de la principal fuerza político-electortal mexicana, el PRI, Beatriz Paredes, lo han desmentido, lo han hecho quedar como mentiroso ante la opinión pública?.
Lo cierto es que nunca se había vivido tal desorden político en México.
Del Presidencialismo, que prevaleció durante poco menos de 70 años, hoy México ha pasado al desgobierno.
De un férreo esquema de amplio poderío meta constitucional por parte del Presidente en turno, hoy México observa cómo se desmorona la figura presidencial. Porque finalmente, el debate que hoy se libra en el país evidencia incapacidad presidencial para poner el orden dentro de casa.
Dos cosas, también quedan en claro:
1.- Que el PAN-gobierno mexicano está copiando la misma estrategia impulsada por Ernesto Zedillo cuando fue Presidente del país, y
2.- Que el presidente visible del PANCésar Nava, es otra víctima de la grave desviación doctrinal y el vicioso ejercicio de la actividad política en que han sido formados, católicos que se han interesado en participar en la vida pública nacional.
LA ESCUELITA DE ZEDILLO
Cuando el entonces candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, fue asesinado, el entonces Presidente de México, Carlos Salinbas de Gortari, reunió en Los Pinos a destacados representantes de la Familia Revolucionaria, a quienes consultó sobre lo que debería realizar. Le recomendaron que se designara como candidato sustituto al entonces Presidente del PRI, Fernando Ortíz Arana, con el fin de volver a cohesionar las fuerzas internas.
Sin embargo, Carlos Salinas optó –bajo enorme influencia de José Córdoba Montoya–, por Ernesto Zedillo, en la creencia de que se lograría continuidad en el proyecto modernizador.
En vista de tal decisión, las fuerzas políticas respetaron la nueva decisión de Salinas y empezaron a promocionar la figura de Zedillo. Uno de los más destacados en esa labor fue Carlos Hank González, quien incluso promovió la suscripción de desplegados.
La actitud traicionera de Zedillo a  Salinas de Gortari, a Hank al PRI y a Ortíz Arana, es ampliamente conocida y está debidamente documentada. 
Hoy, algo similar está pasando con el grupo panista en el poder. 
Porque, efectivamente, nadie puede desconocer que Felipe Calderón es Presidente constitucional de México, gracias al PRI. Pudo tomar posesión como tal, gracias al apoyo del PRI. 
Sin embargo, ahora se le paga al PRI, primero desprestigiándolo y después con una alianza con el socialista PRD que trata de arrebatarle gobiernos estatales que ha conquistado democráticamente.
¿Es así como se paga al PRI lo que éste partido hizo para que Calderón pudiera tomar posesión como Presidente de la República?
LA ESCUELITA DE LA DESESPERANZA
Pero también es cierto que Nava forma parte de una nueva escuela que en otra ocasión hemos llamado “de la desesperanza“, donde a los católicos interesados en las cuestiones públicas se les deforma, a través de la creencia teológica, escatológicamente infundada, de que sólo mediante las alianzas y los pactos, pueden triunfar en el orden temporal.
En contradicción abierta con los principios que dicen defender, adoptan en el ámbito práctico una postura contractualista que convierte a las alianzas, a los pactos, a las negociaciones, en el  eje de su actuación pública
A partir de ahí, la política deja de ser, en la práctica, una actividad moral para convertirse en una práctica maquiavélica, donde lo que prevalece es el pragmatismo, que no es virtud, y el “negociador” pasa a reemplazar la figura, el ideal del político católico.
Se hace a un lado la búsqueda del reinado social de Jesucristo por la mera búsqueda de triunfos electoreros, en donde el antipriismo pareciera ser el objetivo último. Se mira a la democracia como un fin y no como un medio.
En ese pragmatismo sostenido en el esquema contractualista, de los pactos sociales, la moral queda desplazada y es entonces lógico que prevalezca la mentira, el engaño. Y es ahí donde el joven Nava y demás, parecen haber caído…a los ojos de muchos.
perezstuart@gmail.com
 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: