h1

¿Por qué Fracasó Calderón?

August 4, 2010

* SOSPECHOSOS ATAQUES A  PERIODISTAS Y MEDIOS

* TRAMPA PARA CALDERON: LO METIERON EN UN NUEVO VIETNAM

* LA RAIZ NO SE HA TOCADO: LA DESACRALIZACION SOCIAL

 

1.- El secuestro de tres informadores por parte de supuestos narcotraficantes.

2.-  La significativa divulgación de la supuesta declaración de un narcotraficante, en la que aseguraba que los mensajes enviados por los cárteles en diversos estados de la República a través de mantas públicas, sólo tenían por objeto manipular a los medios en favor de las bandas criminales.

3.- Los ataques dinamiteros contra instalaciones de una televisora, supuestamente perpetrados por sicarios del narco.

4.- El significativo viraje del discurso oficial mexicano, para deslindar a los órganos del Estado del cumplimiento de su primigenia, inherente, constitucional función de otorgar a la población la seguridad, para ahora pretender endilgar dicha tarea “a toda la sociedad“, y

Felipe Calderón5.- La realización de los llamados “Diálogos por la Seguridad“…

Lo único que revelan son varias cosas:

A) El fracaso de la guerra solamente armadaimplementada de forma unilateral, soberana por el gobierno mexicano contra las bandas de narcotraficantes en prácticamente todo el país.

B) Una marcada intencionalidad de enfrentar institucionalmente a los medios, y a los periodistas, con los narcos.

C) Evitar que los medios mexicanos sigan dando cuenta diaria de la sangrienta realidad de la fracasada guerra únicamente armada que implementó el gobierno calderonista contra algunos cárteles de la droga; cárteles que, por cierto, son solamente uno de los eslabones de la larga cadena que comienza en la desacralización social y concluye con el consumo privado o colectivo de todo tipo de estupefacientes y la adicción a infinidad de satisfactores sensoriales, entre los cuales están las drogas.

D) Tratar de responsabilizar ahora a toda la sociedad, y al sector político en lo particular, de los sangrientos y poco convincentes resultados de esa campaña únicamente armada contra el narco que emprendió el gobierno, sin antes haber tomado en cuenta el pulso social; con uncarácter efectista, mediático; con discursos por momentos bravucones; sin una planeación y preparación debida…y con enormes beneficios para losproductores intermediarios clandestinos y oficiales de armas y municiones.

No podemos olvidar tres cosas:

* Que todo comenzó en Michoacán, entidad donde el gobierno calderonista pretendió dar una lección a grupos belicosos, con una respuesta rápida, efectista…que al poco tiempo demostró que no era la adecuada.

* Que desde el comienzo se dijo que era fallida tal acción oficial, porque parecía tramposa. Es decir, se involucraba al Presidente Calderón en una aventura como la de las tropas estadunidenses en Iraq, Afganistán o Vietnam, que sufrían los efectos de una “guerra de desgaste” en virtud de que entraban al pantanoso campo de la guerra de guerrillas, contra células sin uniforme, insertas en la sociedad. Una guerra contra un ejército irregular que “pica y huye” y frente al cual, la tropa regular, no está capacitada para alcanzar la victoria. Calderón “compró el boleto” que los encargados de la seguridad le presentaron, y finalmente ahí están losmagrosdolorosossangrientos resultados de una lucha parcial que sólo ataca a una de las ramas, pero ha dejado intactas las raíces: la descomposición social por la desacralización social y los diarios embates contra el núcleo central que la conforma, como es la familia.

* A Calderón se le olvidó desde un principio que el crimen organizado no sólo está constituido por esa rama millonaria, poderosa y psicótica de los cárteles de la droga, sino que está conformado por otras ramas que actúan al amparo o desamparo de las leyes:

1.-Los secuestradores,persona abortada

2.- El aborto legalizado,

3.- El divorcio express,

4.- El secuestro y prostitución de menores,

5.- Las bandas dedicadas a la introducción de ilegales nacionales y extranjeros a Estados Unidos.

6.- Las bandas dedicadas a introducir masivamente a jóvenes europeas en México para que se prostituyan en negocios legalizados, como son los llamados “antros”.

Ahí nacen las adicciones. Ahí encuentra su germen de cultivo el consumo de estupefacientes. En la descomposición de la célula básica, la familia. Y ahí están, también, otras formas de criminalidad organizada que acaba con vidas inocentes e indefensas.  

El Presidente no puede culpar a los gobiernos de los estados de la República de no participar, por varias razones:

A) En forma reiterada le han solicitado, muchos de ellos, recursos adicionales en materia de seguridad pública que no han sido satisfechos.

B) Si no le llega la información sobre el funcionamiento del crimen organizado en las entidades, el problema está en las dependencias federales encargadas de coordinar los trabajos y la información. Están, en cada entidad, representantes de Gobernación, la Defensa Nacional, Seguridad Pública, Procuraduría General de la República, el CISEN. ¿Qué les impide suministrar la información que recaban a través de sus servicios de inteligencia?

Puede resultar muy fácil culpar al pasado de lo que hoy acontece, pero también es preciso señalar que al frente de las instituciones, en el pasado se solía colocar a hombres con amplia experiencia, empezando por Gobernación.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: