h1

Calderón: Perpetuar a Zedillo o Alternancia Democrática

October 24, 2010

* ¿POR QUÉ EBRARD SE DISTANCIA DE LOPEZ OBRADOR Y APOYA LAS “ALIANZAS ELECTORALES” PANISTAS?

* ¿QUIÉN ESTA DETRAS DE LA CAMPAÑA CONTRA EL CARDENAL SANDOVAL Y LOS CATOLICOS (YUNQUISTAS) DEL PAN?

* CANDIDATO OFICIAL DEL PAN: ¿SABE USTED QUIEN LO SUPLIÓ EN LA CÁMARA Y DE QUIEN ES HERMANA E HIJA?

 

 

1.- El desencanto popular por el desempeño del gobierno

2.- El fracaso de la sangrienta batalla contra un sector del crimen organizado en el país.

3.- Los magros resultados de la economía nacional.

4.- Las incoherentes posturas internacionales de la administración con la militancia “demócrata cristiana” del partido oficial.

5.- El desprecio a estrechar vínculos con sus aliados naturales

6.- El linchamiento político organizado contra los críticos dentro del partido en el poder y, entre otras cosas más

7.- La falta de respuesta convincente a las grandes demandas populares, como el castigo a los responsables de la muertes de decenas de niños en una guardería del estado de Sonora o las controvertidas entregas de concesiones en el ámbito de la comunicación…

No sólo le han producido al Presidente mexicano Felipe Calderón pérdidas significativas y dolorosas –como de la mayoría legislativa en el Congreso de la Unión–, sino que adicionalmente han presentado otras secuelas:

A) La creencia generalizada de que el PRI no solamente puede, sino que debe regresar a la Presidencia de la República en las elecciones del 2012.

B) El incremento de la pérdida del liderazgo presidencial dentro del partido político que formalmente lo llevó al poder: el PAN.

C) La profundización del enredo político en el que presuntamente se ha metido el grupo calderonista, y ha metido a su partido, el PAN, frente a la desesperación de perder la estafeta que pasó Vicente Fox.

COMO ZEDILLO: PIERDE EL

PARTIDO Y LA PRESIDENCIA 

La crisis electoral que le provocó al PAN durante las elecciones del 2009, lesionaron de forma indiscutible el  liderazgo moral de Felipe Calderón dentro de dicho partido, lo que lo llevó a iniciar la construcción del mismo espectáculo montado por Ernesto Zedillo, quien luego de meter al país en la peor crisis económica de todos los tiempos, tras el  famoso “error de diciembre” de 1994, hizo inviable el sostenimiento del PRI en la Presidencia. Zedillo trató de manipular al partido, imponiéndole un nuevo presidente visible que legitimara un sucesor a modo, pero al encontrar  el rechazo priista, optó por entregarle la estafeta a Fox. Y con el general Gutiérrez Rebollo –que había presuntamente descubierto los vínculos de la familia presidencial con narcotraficantes– en la cárcel, pasó Zedillo a ser un exmandatario intocable.

Roberto Gil ZuarthLa “elección” de César Nava en la Presidencia del PAN, se desgastó rápidamente. Ahora Nava va a Gobernación, como subsecretario, para organizar los hilos de la sucesión, y al PAN, el grupo de Felipe Calderón busca imponer a un hombre estatutariamente impedido para acceder al cargo: Roberto Gil Zuarth, con quien pretende abrirle las puertas a Diego Fernández de Cevallos

La presencia, una vez más, de un candidato oficial para presidir visiblemente el PAN, permite corroborar que Felipe Calderón está atascado en el mismo agujero. Tan es así, que tal parece que estamos como hace 16 meses. En efecto, el martes 21 de julio del 2009, aquí lo expusimos lo siguiente:

“Ahora Felipe Calderón parece querer imponer a un hombre suyo como presidente del partido, para que maneje la sucesión presidencial, y las bases panistas se han rebelado. Lo mismo que le pasó a Zedillo. 
“El hecho de que se repita al dedillo la escena ha hecho surgir entre los analistas la interrogante de si Calderón está copiando a Zedillo, o si es Zedillo el que le ha sugerido a Calderón qué hacer.
“Como lo que finalmente está en juego no es tanto la presidencia del PAN, sino la selección del candidato presidencial para las próximas elecciones, aquí cabe preguntar qué hará Calderón: ¿se arriesgará a que el PAN decida libremente escoger a un candidato o preferirá –como lo hizo Zedillo con Fox–, regalarle la silla presidencial a un candidato domesticadito, que en este caso sería el del PRD con Los Chuchos a la cabeza, dado que en el PRI, la derrota del PRI en Sonora mató políticamente a Eduardo Bours, la carta política que tenía el zedillato?”
Calderón, pues, sigue como hace un año. Ahora con la sucesión de Nava en el PAN, la historia se repite; lo cual revela que no ha habido un adecuado manejo político para desenredar la madeja.
Pero también es cierto que Calderón unió a dos enemigos, hermanados por sus odios comunes a Carlos Salinas de Gortari y al PRI. En efecto, logró unificar a Manuel CamachoManuel Camacho, Carlos Salinas y Luis Donaldo Colosio Solís –el rey tras el trono de Marcelo Ebrard– y  a Ernesto Zedillo. Camacho, herido por no haber sido escogido por Carlos Salinas de Gortari como su sucesor. Y dolido porque el que finalmente llegó fue Zedillo, y no él.  
Los dos le ayudaron en la organización de las “alianzas” electorales de julio pasado, haciéndole creer a los panistas ingenuos que a través de ellas “ganaban“. Que dizque era un paso más en la transición a la democracia. Que dizque así, México daba un paso más hacia la modernización.
Camacho con Salinas; Camacho con AMLOEsta alianza entre los dos antipriistas y antisalinistas, hace comprensibles algunos hechos políticos, como los siguientes:
* El rompimiento entre Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador.
* El alineamiento de Ebrard con la dirigencia nacional del PRD en las alianzas electorales, bajo cuerda promovidas por Manuel Camacho y el zedillato.
* La presencia de algunos aliancistas recientemente electos, en la comida de cumpleaños a Marcelo Ebrard.
Ebrard y Camacho.- Gobierno de Carlos Salinas* La ofensiva político-jurídica contra el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, y el acecho selectivo en medios de difusión como Televisa y Reforma, contra panistas plenamente identificados como católicos (yunquistas, les dicen), estrechamente ligados a Roma y cercanos al arzobispo de Guadalajara.
* Y finalmente la selección de Roberto Gil Zuarth para reemplazar a Nava. No hay que olvidar que Gil Zuhart, para incorporarse como Subsecretario de Gobernación, dejó como su suplente en la banca que ocupaba como legislador “panista” nada más ni nada menos que a Maricarmen Valls Esponda, hermana del viejo militante perredista Sergio Valls Esponda, actual alcalde de Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas…y ambos hijos de uno de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que precisamente votó en favor del aborto, Sergio Armando Valls Hernández.
Por lo demás, tampoco hay que olvidar que dentro del “paquete” que ha ofertado el zedillato a los sexenios panistas están incluidas las influencias en la Suprema Corte,toma de protesta Sergio Valls Hernández toda vez que como debe recordarse, Zedillo, a decir de especialistas en Derecho de la UNAM, dio un golpe de estado durante su mandato al disolver aquella y enviar una terna al Congreso con los nombres de los nuevos ministros a “elegir”.
Así las cosas, enmedio de la sucesión presidencial panista, Calderón tiene dos caminos: dar continuidad al zedillato –con lo cual serían ya 24 años de continuismo en Los Pinos–, o definitivamente dejar que el PAN opte por un presidente interno independiente, consecuentemente a un candidato presidencial también independiente…y compita en los comicios del 2012 en un ambiente de sana y auténtica democracia, donde se pueda generar la alternancia política auténtica. No negociada.
Seis años más de zedillato o alternancia democrática, pues.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: