h1

Reviven el Callismo (PNR) en Puebla

October 24, 2012

+ LOS “LEGIONARIOS” DEL RITO NACIONAL MEXICANO DESPLAZAN A LOS LIBERALES

 

+ SE BUSCA REIMPLEMENTAR EL VIEJO MODELO DEL NACIONALISMO-REVOLUCIONARIO

 

+ CALLISMO PURO: TODO, BAJO EL CONTROL DE UN SOLO HOMBRE

 

Ya se dejó sentir la mano firme de Enrique Peña Nieto.

 

En efecto, envalentonados por los efectos políticos de la trampa violenta que pusieron en Michoacán, precisamente horas antes de forzar la reelección de Elba Esther Gordillo en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, los “legionarios” del Rito Nacional Mexicano que cobijan a la profesora y organizan la resurrección del modelo nacional-revolucionario en el Estado de Puebla –con vistas a reimponerlo en todo el país a partir del 2018…sólo que ahora bajo la franquicia del PAN–, recibieron inmediata respuesta de Enrique Peña Nieto y la corriente liberal que lo acompaña en sus afanes de reimpulsar el proyecto modernizador en México. 

 

Así es, el NUEVO PRI reviró el martes en el Senado y votó a favor de la democratización y transparencia sindical.

 

Más claro, ni el agua.

 

El NUEVO PRI, en concordancia con el proyecto modernizador, favorece y alienta la apertura en todos los ámbitos del acontecer nacional. Es así que, durante la gestión de Carlos Salinas de Gortari, por ejemplo, abrió las fronteras en los ámbitos comercial, religioso, financiero, educativo, agrario…con cambios incluso constitucionales que lo confrontaron con la nomenklatura autóctona, que se estima a sí misma custodia de los principios de la Revolución Mexicana. En este contexto, pues, la democratización y transparencia en el uso de recursos económicos por parte de sindicatos, van de la mano. Más aún, tratándose de conglomerados monopólicos, como el petrolero o el magisterial, que obtienen aportaciones del Erario nacional.

 

La negociación inicial implicaba la salida digna de la profesora Gordillo, a cambio del congelamiento legal de la democratización y transparencia del manejo de los recursos.

 

Sin embargo, los “legionarios” (de la “Legión de Honor” que amparan a la Gordillo), pretendieron sorprender, mediante una carambola de tres bandas:

 

* Hicieron caer al gobierno de Felipe Calderón en la trampa de la violencia en Michoacán, con el desalojo de los normalistas por parte de la Policía Federal.

 

* Haciéndose aparecer como “la buena” de la película, frente a “los malos” de la CNTE, Elba Esther se hizo acompañar en el Congreso del sindicato magisterial del cuestionado y desprestigiado Carlos Romero Deschamps. Es decir, con la asistencia del dirigente de los petroleros, la Gordillo quizo lanzar una amenaza: “mira, estamos unidos. Somos los 2 sindicatos más poderosos. S los de la CNTE en Michoacán te han hecho ésto, ¿qué no te haríamos nosotros, si te atrevieras a tocarnos?”.

 

* Y, finalmente…¡se hizo reelegir! Tiró por la borda todos los acuerdos previos.

 

Unas venciditas, pues, con Peña Nieto y toda la corriente liberal que lo acompaña.

 

El NUEVO PRI le contestó inmediatamente a la profesora: en bloque, todos los senadores del PRI votaron en favor de la democratización y transparencia de los sindicatos. E hicieron regresar a la Cámara de Diputados la documentación. Peña Nieto, pues, acuso recibo y ya les demostró que no les tiene miedo. Que no acepta amenazas. Que está dispuesto a todo. A todo.

 

Y es que la profesora Gordillo y sus seguidores en Puebla, por ejemplo, están acostumbrados a violar todos los pactos. A no respetar los acuerdos. A saltarse las trancas. En última instancia, lo que está en juego, son dos modelos políticos en pugna:

 

1.- El Proyecto Modernizador, impulsor de la apertura global y el fin del jacobinismo; hecho éste último que ha llevado a priístas a votar a favor del respeto a la vida desde el momento mismo de la concepción, y a aprobar la Libertad Religiosa, mediuante la reforma al artículo 24 de la Constitución. Está impulsado por las corrientes liberales y la logia y la Fundación Isidro Fabila, entre otras muchas.

 

2.- El Proyecto Reimpulsor del Nacionalismo-Revolucionario, que se ha opuesto –dentro y fuera del PRI– a las dos reformas antes citadas, y busca reposicionar el esquema callista del PNR. Anida en los proyectos impulsados desde el Rito Nacional Mexicano, a través de sus diferentes grupos de presión, como La Legión de Honor –que es doblemente dirigida desde la Secretraría de Educaciópn Pública de Puebla–, la Academia Nacional y la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, entre otros.

 

Así como en la Revolución Mexicana se enfrentaron los liberales carrancistas contra los estatalistas de Alvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, de la misma manera hoy se vive un simil: Enrique Peña Nieto (liberal) enfrenta la arremetida de las logias  del Rito Nacional Mexicano que  impulsan en Puebla el renacimiento del modelo callista del PNR, que implica la centralización del poder total, absoluto, de todos los cuerpos intermedios, en manos del Ejecutivo.

 

Son dos esquemas radicalmente opuestos:

 

* Peña Nieto, liberalidad, apertura.

 

* Puebla, estatalismo.

 

México está definido así: o con Peña Nieto o con Puebla.

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: