h1

Puebla: la Nueva Chiapas (2a Parte)

January 28, 2013
TEÓLOGOS DE LA LIBERACIÓN ENCIENDEN COMUNIDADES; CATÓLICOS LIBERALES, PELEAN CANDIDATURAS
* VIOLENCIA EN SIERRA NORTE DE PUEBLA, AUSPICIADA POR NODOS JESUÍTICOS
* EL GOBIERNO, MÁS PREOCUPADO POR LA IMAGEN DEL GOBERNADOR QUE POR ALENTAR LA INVERSIÓN
* PARALIZAN INDUSTRIALIZACIÓN, PUES APUESTAN AL “DECRECIMIENTO”.- REVIVEN A IVAN ILLICH
La oposición organizada a la modernización, industrialización y crecimiento y desarrollo económicos en los municipios de la sierra norte del estado mexicano de Puebla–a través de la explotación de yacimientos mineros; la construcción de una hidroeléctrica y de libramientos carreteros–, es la expresión del lento, callado pero consistente trabajo realizado por teólogos de la liberación para convertir ésta céntrica entidad de México, en “la nueva Chiapas”…el más moderno centro iberoamericano de experimentación de la marxista teología indígena.
Con el patrocinio, animación y pleno respaldo de los circulos jesuíticos, las denominadas comunidades de base creadas y sostenidas por los teólogos de la liberación, impulsan a los habitantes de las zonas más pobres a negarse a la innovación,la industrialización, así como el crecimiento y el desarrollo económicos, al amparo de la supuesta defensa del medio ambiente. De “la Madre Tierra” (sic).
Mientras tanto, los otros actores políticos locales que podrían hacer contrapeso a la escalada revolucionaria jesuítico-comunista en México, parecen demasiado entrenidos:
* Al gobierno del estado de Puebla, sólo le interesa el proyecto personal de Rafael Moreno Valle por ser candidato presidencial para el 2018 en México…a través de gastos multimillonarios en la promoción de su imagen personal, la muelle dentro de sus modernísimas y suntuosas oficinas personales, destruir el patrimonio histórico poblano para “cambiar los paradigmas culturales” (sic) y el montaje de costosas obras públicas de autolucimiento.
* Los católicos fieles al Magisterio de la Iglesia, por su parte, han incursionado en la vida política pero paulatinamente se han ido convirtiendo, en la práctica, no en su mente, en auténticos políticos liberales, en católicos liberales auténticos, pues en tanto en lo privado sostienen la ortodoxia, en la vida pública promueven la dictadura del relativismo, a través de las alianzas electorales con sus enemigos doctrinales marxistas, y con ello sólo abonan en favor del  irenismo y el sincretismo sociales. Esquizofrenia pura, pues, de la que ya literal, textualmente, Benedicto XVI ha advertido en forma reiterada.
Así las cosas, estos nuevos católicos liberales se han preocupado más por las posiciones públicas y las negociaciones cupulares, que por el crecimiento de la base social, merced a la evangelización y la promoción de la auténtica Doctrina Social de la Iglesia.
LOS TEÓLOGOS DE LA LIBERACIÓN EN LA SIERRA NORTE
Parece que los católicos liberales y el gobierno estatal poblano, han dejado el campo libre a los teólogos de la liberación para operar, sobre todo en la sierra norte de Puebla, donde “la Nueva Chiapas” cobra vida y ya sólo falta que las comunidades jesuíticas den a conocer al “Marcos poblano” y cualquier día declaren la guerra al gobierno federal.
La amalgama jesuitas-teólogos de la liberación-comunidades de base-teología indígena-guerrilla, se reanima día con día, en tanto los funcionarios de gobierno están más prepcupados por buscar puestos de elección popular, cubrirle la espalda al gobernador con la aprobación de sus cuentas sobre los manejos de los recursos públicas y así tener una posición en el Congreso local, con todas las canonjías económicas personales que eso conlleva.
La acción de los teólogos de la liberación, tiene 3 vertientes:
1.- La persistencia operativa de su proyecto de largo plazo para el país, al amparo del esquema doctrinal-metodológico puesto en marcha desde el año 1977 por Sergio Méndez Arceo, Alex Morelli op., José Alvarez Icaza y Angel Torres, denominado “Equipo Pueblo”. Gran responsabilidad tuvo dicha entidad en Chiapas, gracias a Samuel Ruíz, para respaldar las acciones del Ejército Zapatista.
“Equipo Pueblo” aporta todo el herramental doctrinal – metodológico para el desarrollo de las llamadas comunidades de base y su posterior desdoblamiento social, respaldado por membretes tales como: Alianza Cívica, Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Centro de Estudios sobre Globalidad, Centro de Estudios Sociales y Culturales Antonio de Montesinos, Centro de Reflexión y Acción Laboral de Fomento Cultural y Educativo, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS), Centro de Investigación, Información y Apoyo a la Cultura, Centro Lindavista, Comisión Mexicana de Defensa y promoción de los Derechos Humanos, Centro Operacional de Vivienda y Poblamiento, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, Defensoría del Derecho a la Salud, ENLACE, Comunicación y Capacitación, Foro para el Desarrollo Sustentable, Frente Auténtico del Trabajo, FUNDAR, FIAN, Centro de Análisis e Investigación, Incide Social, Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña, Instituto Mexicano de Desarrollo Comunitario, Presencia Ciudadana, Salud Integral para la Mujer, Servicios para una Educación Alternativa.
En el caso concreto de Puebla, operan membretes como los siguientes: Colectivo Ollin Tlokenahuake,  Colectivo Primavera Cholulteca, Colectivo Koatlikue Pachamama, Cooperativa Tozepan Titatanizke (Municipio Cuetzalan), Tetela Hacia el Futuro, Nodo de Derechos Humanos (NODHO), etc.
2.- La base doctrinal, enmarcada en el análisis marxista de la realidad que inunda toda la cosmovisión de las teologías de la liberación y la teología indígena, se ve complementada por la más reciente creación de los centros revolucionarios de pensamiento marxista: La Teoría del Decrecimiento.
Según sus promotores, “agotados” a su juicio todos los sistemas económicos en el mundo, la única alternativa que quedaría no es el de buscar que haya un crecimiento social para generar el bienestar social, sino el “decrecer”. Porque el gran enemigo del hombre es el consumo, según ellos. Uno de sus principales promotores es el francés Serge Latouche. Y, significativamente, entre los centros empleados para repercutir la nueva teoría, apenas el pasado 15 de diciembre se celebró en la ciudad de Cuernavaca el seminario “El Humanismo Radical de Ivan Illich”.
3.- Gran parte de la asistencia  logística corre por cuenta de las redes jesuíticas en Puebla, que parecen haber gozado de respaldo del todavía Rector de la UIA, David Fernández Dávalos, viejo militante de grupos guerrilleros.
Las instalaciones de la propia Universidad Iberoamericana han sido utilizadas para llevar a cabo reuniones de las agrupaciones promotoras de la teología de la liberación que organizan el rechazo popular a la modernización, industrialización y crecimiento y desarrollo económicos en las poblaciones de la sierra norte de Puebla. Oposición abierta a la apertura de minas. Bajo la teoría del decrecimiento, es mejor que sigan arruinados económicamente los habitantes de la zona, mediante proyectos productivos “naturales”. Que otras poblaciones progresen. Ellos no, que “decrezcan”, que no se vuelvan consumistas.  Todo que provenga de “la Madre Tierra”, nada de los capitalistas.
Precisamente el nodo creado por Méndez Arceo, Alex Morelli y demás  en 1977, el ya citado “Equipo Pueblo“, ha sesionado en las instalaciones de la Universidad Iberoamericana de Puebla, y precisamente ahí, en junio del año pasado, acordó asociarse con agrupaciones socialistas como el “Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua” y “Pueblos Unidos de la Región Alchichica y Guadalupe Victoria“, que operan en Cholula y otras zonas, en oposición a los proyectos mineros. La fotografía que aparece, corresponde a esa reunión.
Las acciones violentas que se han realizado en las últimas semanas en distintos poblados del estado de Puebla, para evitar la modernización, la industrialización, así como el crecimiento y desarrollo económicos de los habitantes, tienen como indiscutible raíz, la acción jesuítico-comunista mediante teólogos de la liberación que han venido trabajando en la sierra norte para instaurar comunidades de base y alentar la teología indígena. Y la base generadora del endoctrinamiento y la metodología, radica en “Equipo Pueblo“, que sirvió a Samuel Ruíz en Chiapas para la estructuración de las bases de apoyo al Ejército Zapatista.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: