h1

BENEDICTO XVI, UN PAPA “ASESINADO”

March 6, 2013

* HACE UN AÑO, UNA MISIVA AUGURABA QUE SERÍA ASESINADO “EN LOS PRÓXIMOS 12 MESES”

* EL CARDENAL QUE SUPUESTAMENTE LO HABÍA ASEGURADO, ESTÁ EN EL CÓNCLAVE

* ENSEÑANZA DE RATZINGER: EL PAPADO TRASCIENDE AL GOBIERNO TERRENAL DE LA IGLESIA

Entre los cardenales que elegirán al sucesor del Papa Benedicto XVI, se encuentra el mismo que en febrero del año pasado aseguró que Joseph Ratzinger sería asesinado “en los próximos 12 meses”.

 

Un año después, exactamente, el 28 de febrero del 2013, es cierto que el Papa Benedicto XVI no fue asesinado físicamente…pero sí su mandato como Papa. 

 

La persona de Joseph Ratzinger ha quedado como sepultada, por decirlo así.

 

Alejada de las funciones papales.

 

Recluida en la santa soledad, provisionalmente de Castel Gandolfo.

 

A Rudolf Hess, los amafiados dirigentes aliados no le permitieron nunca más hablar con persona alguna en el mundo, para contar su verdad sobre el mensaje privado que llevaba de Hitler a los líderes occidentales. Hess (quien aparece en la fotografía a la derecha) murió solo, como preso único en Spandau, y con él, el secreto de aquélla histórica propuesta hitleriana que se ocultó a la humanidad.

 

Es evidente que no encontrando delito alguno, los promotores de la Yalta que regaló la mitad de Europa a los soviéticos, sólo encerraron a Rudolf Hess. Pero lo más significativo, lo más trascedente de su encierro, fue que nunca pudiera hablar con alguien más. Que nadie supiera el contenido de aquél mensaje privado que llevaba de Hitler. De aquella propuesta de paz enviada por el Führer.

 

Hace poco más de un año que el respetadísimo cardenal Darío Castrillón Hoyos llegó al Vaticano, donde hizo del conocimiento del Papa el contenido de una carta donde se aseguraba que Benedicto XVI sería asesinado “en los próximos 12 meses”. Escrita en alemán, la misiva daba cuenta de cómo un cardenal, que ahora participará en la elección del sucesor de Joseph Ratzinger, había aprovechado un viaje a China para cometer graves indiscresiones.  

 

 Se trata del cardenal italiano Paolo Romeo, de 75 años de edad. Un informe divulgado en ese momento, expuso:

 

El documento en cuestión, fechado 30-12-2011, habría sido entregado al Papa y al secretario de Estado, Tarcisio Bertone, por el anciano cardenal colombiano, Darío Castrillón Hoyos, un prelado ultra-conservador, en los primeros días de enero de este año. Escrito en alemán, con la leyenda de “estrictamente confidencial para el Santo Padre”, el texto indica que durante un viaje a China que hizo el año pasado, el cardenal italiano Paolo Romeo [y quien aparece en la fotografía], arzobispo de Palermo (Sicilia) “muy seguro de sí mismo, ha profetizado la muerte de Papa Benedicto XVI en los próximos 12 meses”. “Las declaraciones del cardenal fueron expuestas por una persona probablemente informada de un serio complot delictuoso, con tal seguridad y firmeza, que sus interlocutores en China han pensado, con horror, que se esté programando un atentado contra el Santo Padre”, agrega.

 

Frente a eso, la respuesta del cardenal Paolo Romeo fue muy escueta:

 

“El cardenal Romeo, con una larga carrera diplomática sobre sus espaldas, en un comunicado que difundió este mediodía la agencia ANSA consideró “sin fundamento” lo que se le atribuye en el documento publicada por Il Fatto Quotidiano. “Aparece tan fuera de la realidad que no debe ser tomado en consideración”, indicó el prelado, que por otra parte confirmó que el año pasado hizo un viaje privado de cinco días a China. “De este breve visita, que se limitó solamente a la ciudad de Pekín, fueron oportunamente informadas, como es de rigor, las oficinas competentes de la Santa Sede”, precisó.”

Benedicto XVI ha sido un Papa políticamente incorrecto, que ha incomodado por la claridad de su lenguaje, por la certeza de sus aseveraciones, por la oportunidad de sus determinaciones y exposiciones, por la profundidad y sencillez de sus explicaciones y, entre otras muchas cosas más, por la defensa de los principios. Los políticos “católicos” acomodaticios y liberales; los curas pederastas; los sacerdotes con doble vida que tienen hijos, promueven el aborto, los anticonceptivos, el fin del celibato, las uniones homosexuales, la comunión para los divorciados…parecen tener un respiro, con un Benedicto XVI enclaustrado.

 

Con un Benedicto XVI “asesinado”, en silencio.

 

Es tal su desapego de la vida de Gracia, de la vida sobrenatural, que esos que creen haber “asesinado” al Papa al cumplirse los 12 meses de aquella misiva que portó el cardenal Castrillón Hoyos al Vaticano, no alcanzan a comprender que Benedicto XVI responde al llamado que eleva a la vista de todos el papel corredentor innato del Papado, y que trasciende el gobierno terrenal de la Iglesia mediante la vida privada de oración, mortificación y  penitencia…pro multis.   

 

Benedicto XVI está vivo. Benedicto XVI no se ha callado. Benedicto XVI está hablando con Dios…

 



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: