h1

Don Porfirio Cabalga de Nuevo…o la Modernidad Tardía del PAN

August 26, 2013

*  EL NUEVO PORFIRISMO…CON EL SELLO DEL “PAN”

*  EL PANISMO RETROCEDE LA HISTORIA: RESUCITA CAUDILLAJE Y CACIQUISMO

*  VENDE COMO MODERNIDAD…EL ANCIEN RÉGIME Y EL DRAMA POLÍTICO NACIONAL

 

 

1.- La demanda del PAN para instaurar gobiernos federales de coalición.

 

2.- La propuesta de alcaldes panistas para ser reelectos.

 

3.- La pretensión de fortalecer la CONAGO como dizque  punto de equilibrio con el Ejecutivo, y

 

4.- La propuesta para imponer la “segunda vuelta” en las elecciones presidenciales

 

Son lo suficientemente representativas para corroborar:

 

* La desviación doctrinal y 

 

* El extravío ético

 

Que han hecho:

 

A) Naufragar al Partido Acción Nacional;

 

B) Desprestigiar una (a la fecha pendiente) sana y auténtica transición mexicana a la democracia, y

 

C) Evidenciar la trasvase ideológica sufrida por un nutrido grupo de católicos que incursionaron en el PAN con el fin de conciliar principios y praxis de dicho Partido con los de la Doctrina Social Cristiana…pero que terminaron convertidos en liberales natos: pragmáticos puros.

 

Frente a la desgastante y carnavalesca participación de las izquierdas en el Palacio Legislativo, donde la presencia del titular del Ejecutivo se dirime a golpes entre legisladores; el debate de los grandes temas nacionales es motivo de asaltos a la tribuna parlamentaria, y los razonamientos han sido reemplazados por el grito y las alianzas electoreras –fruto de la mera búsqueda del Poder, por el Poder mismo–, el planteamiento peñanietista de un Pacto por México, ha intentado la reinstauración del viejo esquema de la conciliación nacional avilacamachista y alemanista que redituó el llamado Milagro Mexicano.

 

En contra de tal estrategia, los viejos grupos de poder, ahora piloteando al unísono, tanto al

PRD como al PAN, se han dedicado a sabotear, a condicionar, a chantajear, a violentar incendiar al país. Cuando la sucesión de Miguel de la Madrid se daría por Carlos Salinas de Gortari, conformaron el PRD. Cuando la sucesión de Carlos Salinas de Gortari se daría por Luis Donaldo Colosio, lo asesinaron, junto a otros miembros de la corriente modernizadora. Cuando dentro del PRI las fuerzas liberales se enfrentaron a Ernesto Zedillo –promotor del renacimiento del PRD, del renacimiento de Andrés Manuel López Obrador, del linchamiento de Salinas de Gortari–, vino el doble golpe de estado zedillista:

 

 

* El desmantelamiento de la División de Poderes, vía la imposición “democrática” de nuevos ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que al tiempo se verían envueltos en los más diversos escándalos, y

 

* La irrupción televisiva del propio Zedillo la noche de los comicios, aquél julio del año 2000, declarando “nuevo Presidente” de México a Vicente Fox, por encima de los órganos “ciudadanos” (?) encargados de la elección.

 

A partir de ahí, Fox y Felipe Calderón se convirtieron en meros caballerangos del zedillato, colocando en puestos de elección y posiciones administrativas clave, a representantes del viejo grupo neocardenista que anuló el tan popularmente esperado cambio político del sistema mexicano –como Elba Esther Gordillo, Luis Macedo de la Concha, Luis Téllez, Esteban Moctezuma, Diódoro Carrasco, Miguel Limón, etc.

 

En dos sexenios “panistas”, lo único que se produjeron fueron dos cosas:

A la derecha, Diódoro Carrasco y Téllez

 

* El fortalecimiento en las entidades de Poder de una de las facciones revolucionarias…sólo que ahora bajo el paraguas del PAN, y

 

* El abatimiento doctrinal e ideológico del Partido Acción Nacional mismo, para con ello dejar incólume los dogmas y posiciones neocardenistas en PEMEX, en la SEP y demás estructuras de control del Ancien Régime. Ninguna de las banderas del PNR y del PRM, fueron modificadas. Las facciones obregón-callista y neocardenista, mantuvieron sus posiciones, sus prebendas y sus políticas de estado, bajo la protección de Fox y Calderón.

 

Ahora, cuando la partida presidencial la ganó la corriente liberal-modernizadora, las viejas facciones revolucionarias del Ancien Régime se reagrupan:

 

* Mediante posiciones que negociaron en la actual administración peñanietista, tanto en Gobernación como en la PGR.

 

* Mediante la facción perredista que mantienen, 

 

* Ahora con el paraguas del PAN, partido del que ciertamente todavía no son dueños absolutos, pero del cual pretenden apoderarse a través de la elección de un nuevo Presidente nacional.

 

Mas el esfuerzo antipeñanietista no se reduce al sabotaje de las Reformas Estructurales, sino que implica el rejuego con la narco-guerrilla y la rebelión del magisterio comunista, así como la imposición de viejas reglas que, presentadas hoy como “novedosas”, en el fondo sólo tienen un objetivo: el desplazamiento en el 2018 del PRI liberal-modernizador, por un Gobierno de Coalición, en el que tendrían cabida “los mesmos, con lo mesmo”.

 

Esto es, a través del Gobierno de Coalición, por supuesto PAN-Socialista, hacer retornar a los personeros del Ancien Régime que hoy tripulan el PRD, Convergencia (Movimiento Ciudadano) y el PAN.

 

Es obvio que dentro de ese esquema, hay elementos que estorban, y por ello han emprendido una “limpia”, una “purga” de elementos coherentes con sus principios.

 

En el PAN parecen no tener enemigo a la vista, toda vez que los católicos liberales, al respaldar las “alianzas electorales”, abrieron la puerta a los revolucionarios del viejo sistema que se disfrazaron de demócratas, gracias a las negociaciones con del zedillato con Foz y Calderón. 

 

Lo más triste es que el PAN presenta hoy a la ciudadanía un programa falsamente nuevo, original, benéfico para el Bien Común.

 

En efecto…

 

¿No acaso al reforzar la CONAGO lo único que están reviviendo es el esquema caciquil en el que se sustentó el porfirismo?

 

¿No acaso al reforzar la CONAGO, lo único que se consigue es el retorno a los caudillos, que negocian sus fidelidades al gobierno central en base al manejo todopoderoso de una entidad, conforme a los intereses del gobernador que se convierte en el hombre fuerte de toda una región, quitando y poniendo a su arbitrio?

 

¿No es acaso la pretensión de obtener la reelección de los Presidentes Municipales, la mejor forma de perpetuar el caciquismo, que sufrió nuestro país durante décadas? 

 

La puerta de entrada para todo ese retorno al pasado, para ese regreso del porfirismo, sería la aprobación de “la segunda vuelta”, en la que a toda costa las fuerzas del viejo sistema perpetuarían sus compartimentos, a través de la compra-venta de lealtades.

 

Así que la “novedad” del panismo tripulado por las fuerzas revolucionarias del sistema…no es mas la pretensión de una Modernidad tardía, en la que la democracia secularizada y secularizante, hará que nuestros hijos y nietos vean cómo don Porfirio, cabalga de nuevo…

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: