h1

Democracia Jaqueada: “Espontáneos” Suplantan a los Toreros

September 7, 2013

*  GOBERNADORES “DEL CAMBIO” FALSEAN LA VIDA DEMOCRÁTICA

*  LOS ORGANISMOS “CIUDADANOS”, PERDIERON AUTONOMÍA

*  REVIVEN EL CACIQUISMO: CREAN PARTIDOS ESTATALES

por JOSÉ A. PÉREZ STUART

En las corridas de toros de la época Moderna, era delito lanzarse al ruedo en plena faena como “espontáneo” para tratar de hacerle una faena al animal. Hoy, en plena Posmodernidad, estamos patas p´arriba: como ya todo es virtual, ya cualquiera es (o mejor dicho, se cree) matador, y los trapazos corren a cargo de meros aficionados, de puros simuladores. Sólo por estar enfundados en costosos trajes de luces, ya se creen toreros.

 

Lo mismo pasa en el campo de la política mexicana.

 

En efecto, algunos gobernadores de los estados parecen haber acudido a las misma tienda de

disfraces donde se surten los falsos matadores; y así, de entre los del Hombre Araña, Blanca Nieves, Supermán, Batman y la muy demandada Abejita del inicio de la primavera, escogieron el trajesito del “Demócrata”, para engañar un ratito…en tanto esperan comprarse luego otro, ya más creciditos, pero que tenga su bandita presidencial pegadita al pecho. ¡Qué tiernos….!

 

Y es que…la democracia, en México, está jaqueada. 

 

Esta es la realidad nacional, vista desde el proceder algunos gobiernos estatales, auténticos hackers de la democracia.

 

En América del Sur ha sucedido lo mismo: los enemigos de la democracia, jaquearon la democracia: se enfundaron el trajesito de “demócratas” y, cada vez que va a terminar su período presidencial, cambian la Constitución para que se les permita reelegirse; era el caso de Hugo Chávez, en Venezuela; pero es el de Evo Morales, en Bolivia; el de Daniel Ortega en Nicaragua; Rafael Correa en Ecuador…. 

 

La democracia liberal, al amparo de su justificante, el llamado “estado de derecho”, producto del constitucionalismo derivado de las Luces, nos ha traido en la Posmodernidad Iberoamericana, puros hackers. Vista así la realpolitik posmoderna, Porfirio Díaz sería hoy visto como un visionario. Un incomprendido de su tiempo. Un político que se adelantó a su época y un respetadísimo mandatario políticamente correcto, al lado de Fidel Castro o cualquiera de los socialdemócratas sudamericanos que se han eternizado en el poder…en nombre y al amparo de la democracia. De la democracia jaqueada.

 

En México, consentidos in extremis por Vicente Fox y Felipe Calderón –quienes compraron su lealtad a base de cañonazos  en las asignaciones presupuestales–, los gobernadores “del cambio” revirtieron la historia nacional y hoy encarnan la superada etapa caciquil. Se han convertido en “dueños” de los estados. Han dejado de ser mandatarios, para convertirse en mandantes. Como en los años más aciagos de la historia nacional, quitan y ponen a su antojo. Falsean la vida democrática, al reducirla a un espectáculo de títeres, donde todos los personajes son movidos por ellos, y las voces falsamente independientes, son mero remedo de lo que el gobernador dicta. Los llamados “organismos ciudadanos” encargados de la vigilancia electoral, la transparencia gubernamental y la defensa de los Derechos Humanos, por ejemplo, son de opereta.

 

Por si lo anterior fuera poco, los mismos “gobernadores del cambio” tan han seguido al dedillo las directrices de los viejos caciques y caudillos revolucionarios, que han repetido el esquema de crear sus propios partidos estatales, a través de los cuales operan y buscan negociar con el centro. Como antaño, pues. Quien haya leído siquiera un poquito de la historia político-partidista nacional, corroborará este dato.

 

Los culpables directos de esta situación que vive México, y que hoy amenaza con reventar la gobernabilidad, la tienen diversas corrientes integrantes del PAN, que empeñadas en una “transición” a cualquier precio, vendieron su alma al diablo, abrieron las puertas del Partido a los disfrazados de “demócratas”, se aliaron abiertamente con sus enemigos…y hoy pagan las consecuencias. Lo han perdido prácticamente todo. Están sometidos por los gobernantes que ellos prohijaron, y se han quedado sin influencia alguna para detener la insurrección que azota al país desde distintos brazos pero una sola cabeza: el narco, la guerrilla comunista, el magisterio marxista. ¿Pero de qué les sirve quejarse…si ellos se aliaron electoralmente con ellos, en la mera búsqueda del poder por el poder mismo? ¿No han seguido con sus alianzas con el PRD, el PT, Convergencia-Movimiento Ciudadano, en distintos estados de la República? ¿De qué se quejan de la proclividad de la sociedad hacia la izquierda y hacia el lopezobradorismo, si ellos, al abatir banderas, al perder identidad por su fusión con la izquierda, han dejado de ser un referente para la población creyente?

 

 

El panismo, a fin de cuentas, ha terminado por traernos a puro espontáneo. A puro hacker. A demócratas de mentiritas. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: