h1

Guerracivilismo en México: ¡Otro 68!; Los Pinos – Católicos Puebla: ¿Teléfono Desconectado…oEquivocado?

October 28, 2013

*  REVIVEN CONFRONTACIÓN CARDENISTA CONTRA CONCILIACIÓN AVILACAMACHISTA

*  EL PACTO, DINAMITADO DESDE EL PAN POR EL CALDERONISMO ALIANCISTA

* MIEMBROS Y EXMIEMBROS CARDENISTAS DE CONVERGENCIA, AHORA EN EL “PAN”

por JOSÉ A. PÉREZ STUART

 

 

¡Riiiiiiiiin! Primera Llamada.- La misma maquinaria electoral que operó en los comicios estatales de 2010 para hacer perder al PRI la gobernatura de Puebla por primera ocasión, y llevar al poder un candidato aliancista, se echó a andar en el 2012 para presentar al comunista Andrés Manuel López Obrador como el “triunfador” y a Enrique Peña Nieto como el “derrotado”. Frente a esta situación, y  ante el descontento popular creciente en las comunidades rurales; entre el sector empresarial criollo por el desplazado en la participación de las grandes obras públicas; el incremento en los niveles de inseguridad en toda la entidad; la profunda división dentro del PRD y el PAN locales, debido a la intromisión oficial en su vida interna; el desencanto popular por obras como el Teleférico, la Rueda de la Fortuna y la destrucción de parte del patrimonio histórico de la ciudad capital, y las críticas agudas por la falta de transparencia y autonomía tanto de la Cámara de Diputados estatal como de los organismos ciudadanos, como es el caso del Insstituto Electoral del Estado…desde el Nuevo PRI, se decidieron cambios en la estructura partidista poblana.

 

Era por demás evidente que, al margen de la obtención de la candidatura a través de una alianza PAN-PRD, marginalmente se había negociado otra, en lo oscurito, con algunoss grupos locales incrustados en el PRI, que a cambio de la cabeza del inefable Mario Marín charola de plata, obtendrían impunidad y mantendrían su poder. De tal suerte que bajo esa lógica, durante los primeros 3 años del nuevo gobierno aliancista en Puebla, loss “priístas” conjurados no ofrecieron resistencia al nuevo gobernante; aprobaron todass sus iniciativas, y el PRI se fue dessdibujando dentro del mapa político poblano.

 

El colmo fueron los comicios presidencialess del 2012, en los que a sabiendas de la inexistencia del poder y cuadros perredistas en la entidad, se le hizo aparecer a López Obrador como el triunfador. Con el mismo mecanismo que a ciertos candidatos a diputados se les presentó de la noche a la mañana como perdedores, y a los consentidos como ganadores.

 

Entonces el Nuevo PRI detectó todo lo que se estaba cocinando en Puebla y de tajo cambió la dirigencia. Expresamente seleccionó a un joven no contaminado, y además ajeno a las mafias locales que habían puesto al PRI al servicio del mejor postor. Llegó así Pablo Fernández del Campo, y por ssupuesto todos los dinosaurios no han cesado de atacarlo.

 

¡Riiiiiiiiiiiin! ¡Riiiiiiiiiiiiiiin! Segunda Llamada.- La segunda señal enviada por el Nuevo PRI fue tan evidente como la primera. El motivo: la selección del candidato a la Presidencia Municipal de Puebla. Los comicios serían en 2013 y, como era de esperarse, todos los dinosaurios se anotaron, al ritmo clásico de las viejass prácticas en que fueron instruidos: el golpeteo contra todos los opossitoress. Para descalificarlos. Para desfigurarlos. Aún a costa del daño a la imagen del Partido. Lo importante para cada uno de ellos era “llegar”. Cayera quien cayera. Aunque le aunque, pues.

 

Desde la central del Nuevo PRI se observó con detenimiento todo el proceso de golpeteo. El destrozo mutuo. Y una vez que lo único que quedó fueron los restos, las migajas…entonces el Nuevo PRI volvió a mandar la misma señal a los sectores tradicionales de Puebla, descontentos, afectados, denostados y hasta perseguidos por quienes llegaron al poder como producto de una “alianza”, pero se asentaron en la gobernanza poblana como un sólido bloque de miembros formales de Convergencia: cardenistas y lopezobradoristas, pues.

 

Se escogió, así, a Enrique Aguera; un personaje ciertamente, como todos, debatido y debatible.

 

(Permítaseme, a este respecto, narrar una anécdota personal con Emilio El Tigre” Azcárraga, para quien laboré durante buen tiempo como asesor, conductor de TV, analista económico en radio y televisión, y otras cosas más, que también sirvieron, durante algunos años, a Emilio Azcárraga Jean, hoy comandante en jefe del navío. En una de nuestras diarias reuniones de análisis político-económico, el entrañable “Tigre” me preguntó sobre un personaje, del que le dije:

 

— ¡ Pero está muy desprestigiado, Emilio !

 

A lo que, apresurado, me respondió:

 

— ¡Mira, José Antonio, en este país todos estamos desprestigiados, empezando por mí !)

 

Así llegó Aguera. Un hombre del que pueden decirse muchas, muchas, muchas cosas, buenas y malas. Como muchos otros. En este mundo donde todos somos pecadores –unos más y otros menos….y en donde Francisco ha recordado: “¿y yo quién soy para juzgarlo?”– bueno, pues llegó el Rector a la candidatura priísta, pero seleccionado por el Nuevo PRI, sin el plazet de los viejos grupúsculos locales corrompidos. Sí, Aguera, sobre el que ya se habían dicho muchas cosas. Yo diría que todo. Desde su confrontación con Doger, los medios periodísticos de éste se encargaron de “sacarle todos sus trapitos al sol”. Así que en el Nuevo PRI, dieron por descontados todos los comentarios negativos que pudieran surgir contra su persona, pues éstos ya se habían agotado. Ningún poblano desconocía lo que se había escrito o dicho sobre él, o mejor dicho, contra él. Nada, pues, sería ya una sorpresa.

 

Lo interesante de Aguera era, sin embargo, que no perteneciendo a ninguna de las viejas mafias priístas, no siendo partícipe de las encerronas de los dinosaurios, en contraste tenía puntos a favor que servían al Nuevo PRI para establecer una alianza, como Pablo Fernández del Campo, que lo hacían vinculable con los sectores agraviados de Puebla. Y al igual que Pablo, podía establecer lazos con la descontenta, humillada, perseguida y descorazonada derecha política del estado, así como con el influyente sector católico, pues el Rector es igualmente creyente, no vergonzante y dadivoso hacia las obras pías.

 

¡Riiiiiiiiiiiiiin! ¡Riiiiiiiiiiiiiiiiiin! ¡Riiiiiiiiiiiiiiiiiin! Tercera Llamada.- Las reformas estructurales son indispensables y urgentes para México. Y a efecto de evitar confrontaciones, Enrique Peña Nieto creó un marco de gobernabilidad novedoso, conciliador y tendiente a resucitar aquella Unidad Nacional surgida del avilacamachismo, que dio tantos frutos a México. Me refiero al Pacto por México. Todo marchó bien, hasta que los intereses mezquinos dentro del PAN, hicieron acto de aparición: la renuencia del zedillato-calderonista a perder el control del PAN, hizo que:

 

* Ernesto Cordero saboteara las negociaciones,

 

* El grupo zedillo-calderonista dentro del PAN –Lozano Alarcón, Diódoro, etc–, dinamitara los acuerdos y,

 

* Que en base al proyecto socialdemócrata del grupo cardenista de miembros y ex miembros de Convergencia avecindados en Puebla, que a través de las alianzas PAN-PRD buscan para el añoo 2018 establecer un Gobierno de Coalición en México

 

El PAN haya quedado envuelto un proceso revolucionario ajeno a sus intereses principios de doctrina, y tripulado por poderes logiales que han venido manejando a Acción Nacional desde que Vicente Fox llegó al poder como producto de una negociación con las rémoras precisamente cardenistas; esto es, del corporativismo creado por El Tata.

 

Este proceso revolucionario, en el que los ingenuos liberales católicos aliancistas han caído…¡no es otra cosa que el nuevo ´68 !

 

¡Es el nuevo guerracivilismo que está viviendo México, arrastrado por las viudas del nacionalismo – revolucionaio y el cardenismo…pero ahora parapetados tras las siglas del PAN !

 

De un PAN de ingenuos. De un PAN de liberales católicos.

 

Pues bien, en esa tesitura estamos…cuando ¡zas!, que el cabildo panista de Puebla le otorga un público reconocimiento a Cuauhtémoc Cárdenas.

 

Un Cárdenas que llama a la insurrección. Un Cárdenas que revive el Movimiento de Liberación Naconal de los 60´s. Un Cárdenas unido a López Obrador y que empuja para el rechazo total a las reformas de Peña Nieto. Bueno, pues a ese Cárdenas se le galardonó, por parte del cabildo poblano,

 

¡Riiiiiiiiiiiiiiin! ¡Riiiiiiiiiiiiiiiiin ¡Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiin! ¡Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiin! Cuarta llamada.- Y para colmo, el desplegado de Josefina Vázquez Mota, uniéndose a la insurrección. Insurrección en la que participan los teólogos de la liberación, con Raúl Vera a la cabeza y las comunidadess de base jesuítico-comunistas que operan en las zonas agrarias, so pretexto de defensa del medio ambiente. Esto es, al rechazo total de las reformas. Pero lo más significativo es que se ha buscado establecer, por parte de algunos analistas, vinculación entre Josefina y los grupos católicos de Puebla.

 

¿TELÉFONO DESCONECTADO O…

TELÉFONO EQUIVOCADO?

 

Seguramente en Los Pinos debe existir cierto nivel de extrañamiento, de confusión.

 

Tantas señales mandadas a Puebla…¿y nada?

 

¿Es que verdaderamente las fuerzas católicas participan en este guerracivilismo, en este nuevo 68…?

 

Lo que habría que establecer son varios elementos:

 

1.- Católicos metidos en el PAN, ciertamente sufrieron un desvío doctrinal, que los ha conducido a un extravío ético (en el campo de la política), de tal suerte que han asumido una posición práctica de carácter liberal.

 

2.- En buena medida, dicho desvío tiene como origen una formación académica equivocada de los politólogos, donde se ha privilegiado el uso de la matemática, el marketing y la visión liberal del momento, en detrimento de la Etica, de la Doctrina Social de la Iglesia, del estudio filosófico de la sustentación de los Derechos Humanos y del Derecho Natural mismo. El resusltado ha sido la caída en paradigma liberal del mero rejuego de intereses, del toma y daca, de las “negociaciones”. Los politólogos han dejado de serlo para convertirse en operadores.

 

3.- Hay que distinguir también entre las versiones periodísticas de quieness aducen la militancia católico-política a determinadas personas, de quienes realmente la ejercen. Y es aquí donde estimamos que el número marcado por Los Pinos ha sido equivocado. No es que se haya desconectado el teléfono que conduce al entendimiento, sino que simple y llanamente los dígitos no han sido los correctos. Lo decimos porque frente a los tejes y manejes del panismo poblano, hoy por hoy totalmente desarticulado, hay una fuerza política coherente, no claudicante, que quedó de manifiesto hace unos días, con un discurso que pronunció Jorge Ocejo Moreno, y dijo:

 

Mal haríamos encontinuar por la vía del poder por el poder o de optar por la política de alianzas sin principio; el país no nos lo perdonará. Los militantes que defendemos y practicamos los principios de Acción Nacional queremos ver este aniversario como un momento de verdadera confirmación de todos los principios y con un efectivo retorno a la sobriedad.

 

 “Hoy tenemos hombres en el poder que están ahí porque a algunos o varios les convenía que ascendieran, pero difícilmente serían ejemplo de valores y principios que tenemos. Nos debemos de preocupar prontamente que hayamos aceptado caprichos del poder o negociaciones a quien más ofrece en los procesos electorales. Esto no es parte de la herencia ni nos va a dar un lugar de honor en el entorno político de México”.

“Me pregunto si algunos compañeros aspiran a militar en un partido sólo por intereses, donde el poder lo es todo y el servicio, los compromisos y los principios pasan a ser términos secundarios. El patrimonio del PAN está anclado en una moralidad y en una ética, lo que no se puede sustituir es la moral, la honestidad y los principios.”

 

Esta sí es la cara de los políticos católicos, que no participan en el guerracivilismo en el que el zedillato-calderonista ha sumergido al PAN, para después de los años de lucha contra el corporativismo socializante creado por Lázaro Cárdenas al amparo de su Partido de la Revolución Mexicana, ahora pretende ser reinventado, como un PAN-Cardenismo a las ordenes de los miembros y ex miembros de Convergencia, aliados con los teólogos de la liberación, la CNTE, la narco-guerrilla y el lopezobradorismo…en este, el nuevo 68.

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: