h1

Abuelos y cachorros de Echeverría: del ´68…al 2018

February 3, 2016
  •  MANCERA RESUCITA A “LOS ABUELITOS DEL ECHEVERRIÍSMO”, PARA REDACTAR LA CONSTITUCIÓN DE LA CIUDAD DE MÉXICO

 

  •  PORFIRIO MUÑOZ LEDO, IFIGENIA MARTÍNEZ Y OTROS ANTI PRIÍSTAS, CONVERTIDOS POR EL PERREDISMO SOCIALDEMÓCRATA EN “PADRES CONSTITUYENTES”

 

  • VIENEN POR LA REVANCHA: DEVALUARON AL PESO, ENDEUDARON AL PAÍS Y AHORA LOS PREMIAN “LOS CACHORROS DE ECHEVERRÍA”

 

 

 

De JOSÉ A. PÉREZ STUART

 

Una decisión adoptada por el actual “jefe” del gobierno de la ciudad capital mexicana, no sólo confirma que “los cachorros de Luis Echeverría” intentan para las elecciones presidenciales del

Mancera: echeverriísta.

Mancera: echeverriísta.

2018 la revancha del populismo socialdemócrata, luego de su estrepitoso fracaso que convirtió a México en el país más endeudado del mundo y sin capacidad alguna de pago a finales de los 70´s e inicios de los años 80…sino que también también participan en la vendetta, “los abuelitos del echeverriísmo”.

 

Porque los “cachorros de Luis Echeverría” (Zedillo, Moctezuma, Maldonado, Limón Rojas, etcétera), son más que sesentones….

 

Y los “abuelitos del echeverriísmo” –que desfondaron al PRI a finales de los años 80 y formaron el PRD al lado de exguerrilleros y militantes del Partido Comunista–, ya son nonagenarios. El entonces columnista más influyente y leído de México, Ernesto Julio Teissier, llamaba “los economistas Gerber” a

Sus "cachorros" y "abuelitos", socialdemócratas "constituyentes" de la Cd de México.

Sus “cachorros” y “abuelitos”, socialdemócratas “constituyentes” de la Cd de México.

la runfla de egresados de la Facultad de Economía con carnet marxista (Armando Labra Manjarrez, el ahora Gran Maestro Arturo Romo Gutiérrez, Francisco Javier Alejo, Jesús Puente Leyva, Ifigenia Martínez (entonces) de Navarrete, etcétera) que participaron en el sexenio que acabó con más de dos décadas de estabilidad cambiaria, destapó la inflación, endeudó al país y lo hizo sujeto de los dictados del Fondo Monetario Internacional.

 

El más destacado de todos ellos, pero por el estado etílico que presentaba de ordinario, era Horacio Flores de la Peña. Aparecía como el jefe del grupo. Hizo renunciar como titular de Hacienda a don Antonio Ortíz Mena –y quien durante 3 sexenios consecutivos había hecho crecer la economía mexicana al ritmo del 7%…y sin ser exportador estrella de petróleo–, luego de que por órdenes del ya Presidente electo, Luis Echeverría,  se presentó en la oficina del titular de las finanzas nacionales del régimen diazordacista, acompañado de Ifigenia Martínez y otros, para censurarlo, para criticarle su obra. Don Antonio, inmediatamente después de ese encuentro, renunció. No estaba para prestarse a regaños de quienes, como la historia probó, eran más ideólogos que capaces.

 

Pues, bien, la noticia llegó es muy clara:

 

Miguel Mancera escogió a “sus 12 apóstoles” que redactarán la Primera Constitución de la Ciudad de México, empezando por Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez. Otro de ellos, será o sería Cuauhtémoc Cárdenas.

 

Ya se ha señalado aquí que luego de la defenestración pública del actual gobernador de Puebla, Rafael Moreno-Valle, la semana anterior, la masonería socialdemócrata tiene otras cartas para el 2018, como Juan Ramón de la Fuente, Eruviel Ávila, José Woldenberg o Miguel Mancera.

 

Son lo mismo y los mismos.

Son lo mismo y los mismos.

Mancera tiene como su principal asesor político a Manuel Jiménez Guzmán, que se ha autodefinido como un “masón de izquierday quien, por cierto, solamente pudo sostenerse un periódo en el espurio Supremo Consejo de Lucerna, y el año pasado ya fue reemplazado. Y Porfirio Muñoz Ledo –a quien mi buen amigo Javier García Paniagua, cuando platicábamos a solas en su casa del Pedregal de San Ángel– me lo definía como “un hombre de grandes luces“, públicamente también se ha definido como masón.  (“Don Javier”, como le decía yo, en una ocasión me llamó para hacerme algunos comentarios políticos y me acuerdo perfectamente tenerlo frente a mi, postrado en cama, luego de haber recibido una patada de uno de sus caballos en el rancho que gustaba visitar. Permanecía boca abajo y se movía con dificultad sobre las sábanas; y también  con mucho dolor. Pero a pesar de su estado, me mandó llamar para comentar asuntos en aquél momento importantes. Su voz, siempre tenue. Y sus palabras, siempre meditadas, salían de forma pausada. Así hablaba siempre. Como también siempre, de su rancho, me hacía llegar fruta, y su hijo lo siguió haciendo, quizá por recomendación de su progenitor.)

 

Muñoz Ledo -con quien también desayunaba yo en la casa de Sergio Bolaños (qepd), en Las Lomas de Chapultepec, en virtud de los “acercamientos” que organizaba el empresario entre Porfirio y yo, para limar asperezas–, es, junto con Luis Echeverría, el impulsor de la socialdemocracia en México. Del populismo socialdemócrata.  No sólo participó en la visita de Salvador Allende a México y su asistencia a una tenida dentro de la Gran Logia Valle de México, sino que organizó juntas, acuerdos políticos y un magno foro en el Poliforum Siqueiros del entonces Distrito Federal, en el que estuvieron “Willy Brandt” (entre comillas porque no era su verdadero nombre), Bruno Kreisky, Carlos Andrés Pérez, Felipe González y otros más.

 

Como consecuencia de esa liga ideológico-práctica, la política exterior del gobierno mexicano cambió y llegó al extremo de respaldar abierta y subrepticiamente a las guerrillas centroamericanas. Pero Echeverría había iniciado el viraje, cuando eliminó a destacados liberales mexicanos de la conducción del PRI y los reemplazó por el conflictivo Jesús Reyes Heroles y el marxista González Pedrero.

 

Ifigenia es de la misma especie.  Representa de muchas décadas atrás los intereses socialdemócratas que para la sucesión de Gustavo Díaz Ordaz, jugó dos cartas:

 

  • La de Emilio Martínez Manatou, quien hay que recordar, recibió público respaldo de una facción de los economistas marxistas en una carta abierta, luego editada como foleto, que buscaba presionar a Díaz Ordaz para que lo escogiera como su sucesor. Entre los firmantes de esa carta estaban: Gustavo Romero Kolbeck, Víctor Flores Olea, Ifigenia Martínez de Navarrete y Gastón García Cantú.
  • La de Luis Echeverría, quien finalmente salió adelante, en virtud de la “defensa” que hizo del sistema durante la famoso noche de Tlaltelolco.

La misma Ifigenia Martínez firmó otra carta más en contra del PRI, y a favor de Cuauhtémoc Cárdenas, con motivo de las elecciones de 1988. Entre los firmantes del documento figuraron: Augusto Gómez Villanueva, Gonzalo Martínez Corbalá, Rodolfo González Guevara, Severo López Mestre, Janitzio Mújica Rodríguez Cabo, Ifigenia Martínez, Oscar Pintado Cervera, Leonel Durán, Ramiro de la Rosa, Alejandro Rojas, Luis Pliego Ortiz, Ricardo Valero y Manuel López Obrador, entre otros.

 

Pero hay un testimonio adicional que deseamos compartir, para corroborar que llámese El Zedillato, Los Cachorros de Luis Echeverría, Los Abuelitos del Echeverriísmo o el Proyecto Socialdemócrata para imponer un Gobierno de Coalición en el 2018 en México (mediante las alianzas PAN-PRD), son lo mismo, porque involucran a los mismos entenados de aquél régimen socialdemócrata-populista:

 

El testimonio lo ofrece Joel Ortega, dirigente del PRD, en su libro El otro camino, Fondo de Cultura Económica, México, 2006, pp. 182 y 246:

 

“Luis Echeverría Álvarez, el presidente de México de 1970 a 1976, es un personaje complejo; representa lo más turbio del sistema político mexicano.

“Hombre vinculado como informante de la CIA bajo la clave o seudónimo de Litempo en los días fogosos de la Guerra fría, demagogo, espía, autor intelectual del modelo represivo mexicano contra la hipotética conspiración comunista. Por casualidad establecí con él vínculos al azar, por demás extraños…

En 1986, en una reunión con Echeverría, este último “quiso comentar su proyecto de México, laIfigenia fórmula para llevar adelante las transformaciones era la unión entre los jóvenes del PRI y la izquierda, pero le pregunté quienes eran esos jóvenes del PRI.

“Con soltura hizo una larga lista de quienes más tarde, estarían en la nómina de la Corriente Democrática del PRI:
“Porfirio Muñoz Ledo, Juan José Bremer, Rodolfo González Guevara, Ifigenia Martínez de Navarrete, entre otros, pero nunca mencionó a Cárdenas.

Meses después, cuando surge la escisión en el PRI, encabezada por Cárdenas, Muñoz Ledo e Ifigenia, pensar en las palabras de Echeverría era inquietante por la total identidad de “los jóvenes del PRI” que mencionó con los promotores, integrantes, de la Corriente Democrática del PRI

 

¿Queda, pues, alguna duda, de que decimos la verdad?

 

¿Queda alguna duda de quiénes son los que quieren derrotar al PRI, los que quieren sacar al PRI de Los Pinos y mantienen una campaña permanente de desprestigio contra Enrique Peña Nieto?

 

Nunca hemos escrito de oídas. Tampoco de rumores, Con un elemento adicional: a muchos de esos actores, los conocemos, hemos convivido con ellos, hemos tenido largas pláticas…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: